¿Descubrió Herschel los anillos de Urano en el siglo XVIII?

El descubrimiento oficial de los primeros anillos de Urano sucedió de una manera muy casual un día como hoy 10 de marzo hace 40 años, en el año 1977, durante una campaña internacional realizada desde diferentes observatorios por todo el mundo con objeto de observar la ocultación de la estrella SAO58687 por el planeta Urano.

Esta imagen en color falso del infrarrojo obtenida por el Telescopio Espacial Hubble en agosto de 1998 muestra los anillos junto al planeta. La luz infrarroja nos permite ver detalles de las diferentes capas de la atmósfera de Urano, que ha sido mejorada digitalmente con color falso. Créditos: JPL/NASA

Esta imagen en color falso del infrarrojo obtenida por el Telescopio Espacial Hubble en agosto de 1998 muestra los anillos junto al planeta. La luz infrarroja nos permite ver detalles de las diferentes capas de la atmósfera de Urano, que ha sido mejorada digitalmente con color falso. Créditos: JPL/NASA/STScI

Las ocultaciones de una estrella son de gran interés científico porque permiten estudiar diferentes aspectos del astro ocultado y en este caso concreto del astro más cercano. Las pretensiones de dicho estudio pasaban por investigar la variación de luz de la estrella a su paso tras las capas más externas de la atmósfera de Urano. Fue entonces cuando los astrónomos James L. Elliot, Edward W. Dunham y Jessica Mink pudieron medir los tiempos de ocultación de la estrella gracias a un telescopio reflector Cassegrain de 91cm montado a bordo de un avión del Kuiper Airborne Observatory (KAO). Los datos recabados no pudieron ser más interesantes. Antes de la ocultación prolongada de casi 25 minutos de la estrella por el planeta Urano, pudieron apreciar cinco disminuciones de intensidad de la estrella y posteriormente a la ocultación prolongada producida por el planeta apreciaron de nuevo cinco variaciones, deduciendo así la existencia de cinco anillos alrededor del planeta. Más tarde anunciarían la existencia de cuatro anillos más. Por aquel entonces solo se conocía la existencia de los anillos de Saturno, por ello el descubrimiento supuso una gran sorpresa a la comunidad internacional.

Urano visto por la Voyager 2 en enero de 1986. Créditos: NASA/JPL

Urano visto por la Voyager 2 en enero de 1986. Créditos: NASA/JPL

Más tarde la nave Voyager 2 hizo un sobrevuelo del planeta en 1986. A su paso por el planeta estudió y fotografió el planeta y sus satélites descubriendo dos nuevos anillos. Los dos últimos anillos en descubrirse fueron gracias a observaciones efectuadas por el Telescopio Espacial Hubble durante los años 2003-2005, elevando el número total de anillos a trece.

William Herschel

William Herschel, astrónomo Real de la Corte del rey inglés Jorge, descubrió el planeta Urano, sus lunas Titania y Oberón y los satélites Encélado y Mimas de Saturno además de cientos de galaxias y nebulosas. Además construyó los mejores telescopios de su época.

Pues a propósito del aniversario del descubrimiento simplemente comentar que el famoso astrónomo William Herschel, quién descubró el planeta Urano por cierto, anotó en la bitácora de sus observaciones planetarias la posible existencia de un anillo nada menos que en 1789, noticia que se publicaría ocho años más tarde en el Royal Society Journal.

William Herschel mirando por su telescopio en Bath, al sur de Inglaterra.

William Herschel mirando por su telescopio en Bath, al sur de Inglaterra.

En aquella época fue muy posible que se dieran una serie de factores que pudieron haber permitido que el astrónomo pudiera haber realizado esas observaciones con los medios de la época. Una de ellas es que muy probablemente el ángulo de los anillos respecto al planeta visto desde la Tierra fuera el apropiado y que en alguno de los anillos tuviera pérdidas de material, probablemente hielo. Por otro lado y de manera remota algunos investigadores piensan que en aquella época se produjo una pequeña edad de hielo en la Tierra, llamada comúnmente “mínimo de Maunder” donde probablemente al haber temperaturas de unos cinco grados más bajas, podría haber provocado la desaparición del hielo de agua en nuestra atmósfera posibilitando una mayor nitidez en las observaciones por cielos más claros. Otra causa posible es que en la época del descubrimiento la revolución industrial apenas había comenzado, reduciendo las posibilidades de cotejar los estudios de William Herschell sobre los anillos para los observadores de épocas posteriores debido a una mayor polución atmosférica por la combustión de carbón. Por otro lado los estudios de la nave Cassini sobre Saturno confirman que los anillos del planeta se están volviendo más oscuros y difusos con el paso de los años, proceso que bien podría ocurrir en el sistema de anillos de Urano.

Durante doscientos años posteriores a esa anotación, no se volvió a hablar del tema y nadie los observó confirmando la suposición de Herschel. ¿Es posible que Herschel fuera el primero en ver al menos un anillo alrededor de Urano? ¿error o coincidencia?. Siempre quedará la duda, no obstante hoy hace cuarenta años se descubrieron de forma oficial los anillos sobre el gigante Urano, años antes de descubrirse sobre Júpiter y Neptuno.

Referencias:

Anuncios

Publicado el 10 marzo, 2017 en PERSONAJES, URANO y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: