Archivo de la categoría: GRÁFICOS

Los gigantes Montes Boösaule de Ío

Montes Boosaule en Io

El Boösaule Mons en la luna galileana Ío de Júpiter es el cuarto pico más alto del Sistema Solar.

Las mejores imágenes de Boösaule Mons captadas hasta la fecha corresponden a las obtenidas por la sonda Voyager en 1979. También tenemos imágenes donde aparece este gigante en imágenes globales del satélite Ío obtenidas por las sondas norteamericanas Galileo y New Horizons.

 Montes Boosaule

Montes Boosaule en Ío, captados por la sonda Voyager 1. Créditos: NASA

Los montes Boöusale son tres picos que se encuentran sobre una llanura elevada situada al noroeste del cráter activo Pelé. El mayor, lo llamaremos Monte Boösaule Sur, es un macizo de 17,5 km de altura, 4 km mayor que cualquier otro pico situado en el satélite galileano. Es de naturaleza tectónica, ¡sí!, en Ío hay tectónica de placas.

La montaña tiene una morfología irregular, con una pendiente relativamente suave en gran parte de la montaña a excepción de una escarpa abrupta en el margen sureste del pico. La montaña está rodeada por una amplia meseta que probablemente representa antiguo material de la montaña en la parte norte y flujos de lava en la parte sur.

Ío es un satélite con vulcanismo activo, donde se pueden observar erupciones a escala planetaria. La primera imagen de Ío la obtuvo la sonda norteamericana Pioneer 11 a una distancia de 756.000 km en el año 1974.

Ver los Picos más altos del Sistema Solar

Anuncios

Los picos más altos del Sistema Solar

Los Picos más altos del Sistema Solar

Antes de entrar a clasificar los denominadas Picos más altos del Sistema Solar, conviene decir que hay cierta controversia al definir cuánto de alto es una montaña o volcán. Partiendo de que al ser en cuerpos celestes diferentes, la comparación resulta difícil dado que en la Tierra tenemos el “nivel del mar” o punto de elevación cero, y en Marte por ejemplo, es donde la presión del aire tiene una temperatura cercana al punto de fusión del agua. En otros lugares podría ser el nivel medio de altura de la superficie del cuerpo o bien el área circundante.

Monte Everest

Aun teniendo definido un nivel de elevación cero en nuestro planeta, el pico situado a más altura sería el monte Everest, porque su cima está a los 8.848 metros sobre el nivel del mar, sin embargo el volcán Mauna Kea tiene sólo 4.170 metros sobre el nivel del mar y una altura de 6.000 metros desde su base hasta la superficie del océano, llegando a más de 10.000 metros de altura total. Sería por tanto, la montaña de mayor altura desde la cumbre a la base.

Mauna Kea

En este caso, sólo haremos hincapié en las que consideramos las 5 más altas montañas del Sistema Solar desde su base a la cima, y nuestro Everest o Mauna Kea se quedan pequeños en comparación con otros montes gigantes en diferentes cuerpos del Sistema Solar “conocido” hasta ahora, y no entrarían en este “top” que aquí enumeramos.

Ascraeus Mons en Marte

Monte Ascraeus en Marte

El Ascraeus Mons de Marte es el segundo mayor volcán de Marte y quinta montaña más alta del Sistema Solar. Es el mayor y más septentrional de los tres volcanes escudo conocidos como “Montes de Tharsis“, situados en la región del mismo nombre, cercana al ecuador marciano al oeste de Valles Marineris y al sureste del Monte Olimpo, el volcán más alto del Sistema Solar. Con cerca de 15 km de altura desde su base y alrededor de 480 km de diámetro, es fácilmente reconocible en una imagen global del planeta, estando rodeado de numerosos canales producidos por ríos de lava. La cumbre o punto más elevado está a 18 km del datum o nivel cero del planeta, estando las llanuras circundantes a una altura de entre 1 y 3 km de altura. Leer más sobre Ascraeus Mons en Marte.

Booüsaule Mons en Ío

Montes Boosaule en Ío

En el cuarto lugar de esta clasificación de Los Picos más altos del Sistema Solar se encuentran los Boösaule Mons en la luna galileana Ío de Júpiter. Los montes Boöusale son tres picos que se encuentran sobre una llanura elevada situada al noroeste del cráter activo Pelé. El mayor, lo llamaremos Monte Boösaule Sur, es un macizo de 17,5 km de altura, 4 km mayor que cualquier otro pico situado en el satélite galileano. Es de naturaleza tectónica, ¡sí!, en Ío hay tectónica de placas.

Toledo Montes en Jápeto

Toledo Montes en Jápeto

La cordillera ecuatorial bautizada como Toledo Montes en la luna Jápeto de Saturno fue descubierta por la sonda Cassini. Con una altura máxima de 20 km, tiene 20 km de ancho y 1.300 km de longitud. Este paraíso de escaladores está en la cara más oscura de la luna y se desconoce actualmente a que es debida su formación.

Rheasilvia Mons en Vesta

Monte Rheasilvia en Vesta

El Rheasilvia Mons en el asteroide Vesta fue descubierto por el Hubble en 1997 pero no sería bautizado hasta la llegada de la sonda DAWN de la NASA en 2011. Es un enorme cráter de impacto que cubre casi el 80% del diámetro del asteroide con 460km. El macizo central se eleva casi 22km desde el área circundante, una depresión de 8km de profundidad, así como diferentes escarpes del borde del cráter que se elevan entre 12 y 10 km, superando los 20km de altura total. Es el rasgo más importante del asteroide y se encuentra en el polo sur del mismo.

Olympus Mons en Marte

El Monte Olimpo en Marte

Por último y en primer lugar, se encuentra el volcán Olympus Mons de Marte. Observado por Schiaparelli a comienzos del s.XX, el astrónomo italiano lo nombró Nix Olympica (Nieves del Olimpo), debido a su iluminación respecto al resto del globo marciano visto desde telescopios, pero no fue hasta la visita de la sonda Mariner 9 en 1971 cuando se descubrió su naturaleza volcánica.

Con 22-23km de altura sobre la llanura circundante, es el mayor volcán del Sistema Solar, tres veces la altura del Monte Everest, y tiene un diámetro aproximado de 600km. Está rodeado por acantilados de 6km de altura y su caldera tiene entre 2,4 y 2,8 km de profundidad.

Este coloso marciano es a día de hoy el pico más alto del Sistema Solar conocido, por lo que podría ser que en un futuro cuando se estudien a fondo las lunas de Urano y Neptuno, en alguna de ellas se pudiera esconder alguna cima más alta que el Olympus Mons. Esperemos salir de esta duda algún día, ya que ninguna agencia espacial contempla actualmente mandar una sonda a estos lejanos mundos.

El volcán gigante Ascraeus Mons de Marte

Monte Ascraeus en Marte

El Ascraeus Mons de Marte es el segundo mayor volcán de Marte y quinta montaña más alta del Sistema Solar. Es el mayor y más septentrional de los tres volcanes escudo conocidos como “Montes de Tharsis“, situados en la región del mismo nombre, cercana al ecuador marciano al oeste de Valles Marineris y al sureste del Monte Olimpo, el volcán más alto del Sistema Solar.

Con cerca de 15 km de altura desde su base y alrededor de 480 km de diámetro, es fácilmente reconocible en una imagen global del planeta, estando rodeado de numerosos canales producidos por los ríos de lava. Tiene un alto albedo y una inercia térmica baja lo que sugiere que está cubierto de grandes cantidades de fino polvo. La cumbre o punto más elevado está a 18 km del datum o nivel cero del planeta, estando las llanuras circundantes a una altura de entre 1 y 3 km de altura.

Fue descubierto por la sonda Mariner 9 en el año 1970 y nombrado oficialmente en 1973.

Ascraeus Mons

EL volcán Ascraeus Mons captado por el instrumento THEMIS de la sonda Mars Oddissey. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Arizona State University

Ver los Picos más altos del Sistema Solar.

Ceres cada vez más cerca

Ceres captado por la sonda DAWN a 83.000 km de distancia.

Ceres captado por la sonda DAWN a 83.000 km de distancia. Créditos: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

El pasado 12 de febrero la sonda norteamericana DAWN captó la imagen del planeta enano Ceres a más resolución obtenida hasta el momento. Ceres está catalogado como un planeta enano por la UAI, antes se le consideraba un asteroide (el mayor del Sistema Solar) y como un planeta cuando fué descubierto por Giuseppe Piazzi en el año 1801.

Como se puede apreciar en la imagen, la superficie está cubierta de cráteres y misteriosas zonas brillantes. Los científicos esperan conocer la composición química de este cuerpo y su naturaleza, cuestiones que junto los datos obtenidos en el asteroide Vesta, ayudarán a mejorar el conocimiento de la formación de nuestro Sistema Solar.

Comparación de los diámetros de la Luna, el asteroide Vesta y el planeta enano Ceres

Comparación de los diámetros de la Luna, el asteroide Vesta y el planeta enano Ceres. Autor: Julio J. Díez.

Con un tamaño muy inferior al de nuestra Luna, Ceres gira alrededor del Sol en la zona dominada por el Cinturón de Asteroides, entre las órbitas de Marte y Júpiter. Gira sobre sí mismo cada 9 horas y alrededor del Sol cada 4,6 años terrestres.

Se cree que puede tener un manto de hielo bajo su superficie y por el momento no se le conocen lunas. En dos meses la sonda nortemaericana DAWN llegará a su órbita y dará comienzo la fase de estudio de este fascinante mundo. La sonda fué lanzada en septiembre del año 2007 y orbitó el asteroide Vesta durante los años 2010 y 2011 antes de poner rumbo a Ceres, objetivo final de su misión.

Lanzamientos orbitales de 2014

Un año más (y van 10 años consecutivos), Rusia encabeza la clasificación de número de lanzamientos orbitales con un 40% del total de los 91 lanzamientos realizados en el año. Le sigue Estados Unidos con 23 y China con 15.

Lanzamientos orbitales del año 2014

Tabla lanzamientos orbitales del año 2014. Autor: Julio J. Díez

Estos lanzamientos incluyen lanzamientos de prueba de lanzadores o cápsulas, misiones de mantenimiento, construcción y relevo de tripulaciones de la ISS (Estación Espacial Internacional) y su reabastecimiento, lanzamiento de satélites científicos o militares (conocidos) y misiones planetarias o de estudio de otros cuerpos.

De los países con capacidad propia para realizar este tipo de lanzamientos este año no han lanzado ninguno Corea del Norte, Corea del Sur ni tampoco Irán. El consorcio internacional de Sea Launch ha realizado un lanzamiento, desde una plataforma móvil desde un barco posicionado en aguas internacionales, lo más cercana posible al ecuador.

Del total de lanzamientos solo resultaron fallidos o parcialmente fallidos 4, resultando un 95,6% de efectividad, lo que da una clara idea del grado de seguridad y competitividad que se ha alcanzado en este ámbito. De los 91 realizados, un cohete Antares-130 con la carguera de reabastecimiento de la ISS Cygnus CRS-3 explotó durante el despegue y un cohete Protón-M con etapa Briz-M ruso tuvo un error tras un lanzamiento exitoso que supuso la pérdida del satélite Ekspress-AM4R que portaba. Además de estos dos fracasos habría que añadir un fallo parcial de un cohete Protón-M con etapa Briz-M ruso con el satélite Ekspress-AM 6 y un cohete Soyuz-STB con etapa Fregat-MT con dos satélites Galileo de Ariannespace lanzado desde la Guayana Francesa.

Nuevos lanzadores en servicio.
Este año hemos podido ver el primer vuelo de diversos lanzadores. Algunos de ellos son modificaciones de algunos ya en servicio como son el Antares-120, el Antares-130 (ambos de la empresa privada Orbital Sciences), el Falcon-9 v1.1 (SpaceX), el Larga Marcha chino CZ-3C/G2 y el primero de una nueva línea de lanzadores pesados rusos, el Angara-A5 con etapa Briz, lanzado desde el cosmódromo ruso de Plesetsk.

Misiones tripuladas.
Este año en cuanto a misiones tripuladas, sólo se han realizado las cuatro misiones Soyuz-TMAm efectuadas por Rusia destino a la ISS. EEUU sigue sin disponer de nave tripulada y China este año no ha realizado ninguna misión tripulada Shenzhou.

Misiones de reabastecimiento a la ISS.
Además de las cuatro cargueras rusas Progress enviadas a la ISS, también se han lanzado con éxito dos cargueras Cygnus de la empresa privada estadounidense Orbital Sciences, dos cargueras Dragon de la empresa privada estadounidense SpaceX y la última de las cargueras automáticas de la ESA, el ATV-5 “Georges Lemaître”.

Sondas espaciales
En cuanto a sondas espaciales para el estudio del sistema solar, este año sólo se han lanzado dos, la primera de ellas la misión china a un vuelo circunlunar y reentrada en la Tierra de una minicápsula, la Chang’e 5 t1, un demostrador tecnológico como prueba de la futura Chang’e 5 de recogida y retorno de muestras lunares. Por otra parte, los japoneses han lanzado la sonda Hayabusa-2 rumbo al asteroide cercano 1999 JU3 para una misión de estudio, recogida y retorno de muestras.

Fuente: Gunter’s Space Page.

Vídeo del lanzamiento fallido del cohete Antares-130 con la carguera Cygnus CRS-3

Vídeo del lanzamiento exitoso del nuevo lanzador pesado ruso Angará 5