Archivo del sitio

Primera panorámica desde la cara oculta de la Luna

Tras unos días de parón informativo de los responsables de la misión china Chang’e 4 por fin han hecho público el vídeo del alunizaje en la cara oculta, tal como hicieron con su predecesora hace unos años.

Para evitar el calor del mediodía lunar las operaciones se han visto reducidas, y el pasado jueves 10 el rover Yutu II echó a rodar de nuevo para poder inmortalizar a la Chang’e 4 que le trajo hasta allí.

Vistazo de Yutu 2 a la sonda Chang'e 4 desde la superficie lunar.

Vistazo de Yutu 2 a la sonda Chang’e 4 desde la superficie lunar. Créditos: CSNA/CLEP

La sonda Chang'e 4 le devuelve la mirada al rover Yutu 2

La sonda Chang’e 4 le devuelve la mirada al rover Yutu 2. Créditos: CSNA/CLEP

 

Anuncios

China lanza con éxito la misión Chang’e 4 rumbo a la cara oculta de la Luna

Ayer China lanzó la octava y más ambiciosa misión de exploración lunar enviada hasta ahora. A bordo de un cohete Larga Marcha 3B desde el Centro Espacial de Xichang, el aterrizador y el nuevo rover de la misión Chang’e 4 ponen rumbo a la cara oculta de nuestro satélite.

En caso de éxito se convertirán en la primera potencia en conseguir este hito. Es la primera también en intentarlo. Concebida inicialmente como una copia de su predecesora, la sonda Chang’e 3 y el rover Yutu, la nueva misión está compuesta también por un módulo aterrizador y un pequeño rover que deberán aterrizar y estudiar la desconocida región de la cara oculta en el cráter Von Karman.

change4-mision-componentes

Lee el resto de esta entrada

Los planes de estudio futuros de las lunas galileanas de Júpiter

La comunidad científica internacional considera el estudio de la luna Europa de Júpiter como prioridad. La existencia de un lago global bajo su superficie da que pensar en la posibilidad de encontrar vida microbiana. Donde hay agua podría haber vida, así de simple resumen los científicos esta posibilidad. Y en las lunas galileanas, Europa, Ganímedes y Calisto, hay más agua que en nuestro planeta, aunque la gruesa superficie de hielo dificulta su estudio. Otro de los problemas es la intensa radiación que emite Júpiter y por tanto a mayor cercanía mayor protección con lo que se incrementa el peso y a la par se reduce el período de misión y el peso útil para la instrumentación de las sondas.

De izquierda a derecha Ío, Europa, Ganímedes y Calisto, las cuatro lunas de Júpiter descubiertas por Galileo Galilei en 1610.

De izquierda a derecha Ío, Europa, Ganímedes y Calisto, las cuatro lunas de Júpiter descubiertas por Galileo Galilei en 1610. Créditos: NASA.

Lee el resto de esta entrada