Archivo del sitio

Pasado y futuro de los hábitats expandibles en el espacio

El pasado 8 de abril se produjo el lanzamiento del cohete Falcon 9 de SpaceX en su misión CRS-8 de reabastecimiento de la ISS. En la carga que transporta este lanzador a la ISS se encuentra el primer módulo hinchable que se probará en la Estación Espacial Internacional.

El módulo, conocido como BEAM (Bigelow Expandable Activity Module), fue construido por la empresa privada Bigelow Aerospace. Aunque es un módulo de prueba, permanecerá en la estación durante dos años y se usará para almacenar residuos, ya que no dispone de sistemas de soporte vital. Durante este tiempo, se estudiará constantemente la estabilidad y durabilidad del módulo, la temperatura y radiación en el interior y el número de impactos de micrometeoritos que pudieran producirse.

Posible aspecto del módulo BEAM en la ISS una vez hinchado.

Posible aspecto del módulo BEAM en la ISS una vez hinchado.

El acoplamiento del módulo se produjo el 16 de abril y el hinflado comenzará a primeros de junio. El módulo, que pesa 1,4 toneladas, pasará de tener poco más de dos metros de largo y 2,36 metros de diámetro a los cuatro metros de largo y 3,2 metros de diámetro, creando un espacio útil de 16 metros cúbicos. Los conceptos de hábitats hinchables o expandibles ya fueron estudiados al comienzo de la era espacial ya que requieren menor volumen de carga en el cohete que las estructuras rígidas tradicionales y aumenta después de ser desplegado en el espacio para proporcionar espacio adicional para que los astronautas puedan vivir y trabajar dentro, por lo que se reducen costes en el lanzamiento y se puede aprovechar mejor el espacio de las cofias de carga de los cohetes en servicio.

Vídeo de la instalación del módulo BEAM el 16 de abril en la ISS.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios