Archivo del Autor: nosolosputniks

SpaceX consigue con éxito reutilizar por sexta vez la primera etapa del Falcon 9

SpaceX ha vuelto a superar su propio récord de reutilización de la primera etapa de su lanzador Falcon 9, al conseguir enviar con éxito en el día de ayer su décima misión Starlink con 58 nuevos satélites de su propia red y tres satélites de reconocimiento de la serie Skysat, construidos por Maxar para la empresa Planet (antes PlanetLabs).

Lanzamiento de la misión Starlink v1.0 F9 de SpaceX mediante un lanzador Falcon 9 v1.2 Block 5 desde Cabo Cañaveral. Fuente: SpaceX

El lanzamiento del cohete Falcon 9 v1.2 Block 5 o Falcon 9 FT Block 5 se realizó como estaba previsto a las 16:31 hora peninsular desde la rampa de lanzamiento SLC-40 de la base aérea de Cabo Cañaveral en Florida, adyacente al Centro Espacial Kennedy. Tras el lanzamiento volvieron a recuperar la primera etapa por sexta vez, al aterrizar sobre la barcaza Of Course I Still Love You, una de las dos plataformas ASDS de la empresa que actualmente operan en el Atlántico. Además consiguieron recuperar las dos partes de la cofia. En el siguiente vídeo compartido por Elon Musk en twitter, podemos deleitarnos viendo como rescatan una de las dos mitades.

Es el decimotercer lanzamiento exitoso de un Falcon 9 en el presente año y el 92º de su historia y el 100º del total de SpaceX. Además, es la novena misión dedicada al despliegue de su propia red de satélites Starlink en lo que va de año. Starlink es una megaconstelación de satélites con la que SpaceX ofrecerá servicios de internet de banda ancha. Con este lanzamiento han conseguido situar en órbita un total de 598 satélites. Durante la primera fase del proyecto, la empresa quiere operar 1.584 unidades divididas en 72 planos orbitales para ofrecer su servicio de internet de banda ancha en todo el mundo.

SpaceX espera poder reutilizar hasta diez veces cada primera etapa de su lanzador Falcon 9 sin realizar excesivo mantenimiento.

Así es la superficie del asteroide Bennu a tan solo 40 metros de distancia

La sonda OSIRIS-REx de la NASA ha realizado su segundo acercamiento cercano a la superficie del asteroide Bennu antes de la misión de recogida de muestras prevista para el próximo 20 de octubre de 2020 en la zona denominada “Nightingale”.

Estas imágenes muestran una secuencia de 13 minutos y medio. Empieza a una distancia de 128 metros sobre la superficie y llega tan solo hasta los 44 metros. El brazo robot será el encargado de recoger las muestras de la superficie. Créditos: NASA.

Para realizar estos acercamientos cercanos, la sonda realiza varias maniobras para salir de su órbita a un punto intermedio y acercarse hasta los 40 metros de distancia de la superficie, antes de otra maniobra para alejarse del asteroide.

Secuencia de acercamiento de la sonda Osiris Rex para reconocimiento de la zona seleccionada para el primer intento de recogida de muestras. Créditos: NASA.

Bennu tiene 492 kilómetros de diámetro, es un asteroide carbonáceo de tipo B y próximo a la Tierra, con una órbita alrededor del Sol que va desde los 135 a los 210 millones de kilómetros de distancia. (de 0,9 a 1,4 Unidades Astronómicas).

La sonda OSIRIS-REx es la primera misión de la NASA para la recogida y retorno de muestras a un asteroide. Se espera que recoja un mínimo de 60 gramos y abandone el asteroide antes de octubre de 2022. Con suerte las muestras estarían en la Tierra en septiembre de 2023. Solo Japón ha intentado misiones de este tipo, con las sondas Hayabusa y Hayabusa 2 a los asteroides Itokawa y Ryugu. La primera de ellas retornó a la Tierra con muestras de Itokawa en 2010 y Hayabusa actualmente está orbitando Ryugu.

El rover Curiosity cumple 8 años en la superficie de Marte

Ocho años han pasado desde que el rover Curiosity se posó suavemente sobre la superficie de Marte gracias a una novedosa maniobra de descenso denominada “SkyCrane”, que consistía en descender los últimos metros suspendido por unos cables sobre una grúa voladora.

Nubes captadas por el rover Curiosity en el Sol 2410 (17 de mayo de 2019). Créditos: NASA

Desde el 6 de agosto de 2012, Curiosity ha recorrido más de 23 kilómetros, perforando 26 rocas y recogiendo seis muestras de suelo, revelando que el planeta fue en el pasado adecuado para la vida. Estudiar las texturas y composición de los estratos de rocas antiguas está ayudando a los científicos a reconstruir cómo el clima marciano cambió con el tiempo, perdiendo sus lagos y arroyos hasta convertirse en el desierto frío y yermo que es hoy.

El rover Curiosity es junto a la sonda Insight también de la NASA, las dos únicas misiones activas en la superficie del planeta rojo. En febrero de 2021 si todo va bien, amartizarán el rover Perseverance acompañado del mini helicóptero Ingenuity de la NASA y el rover chino de la misión Tianwen 1.

La impresionante “muralla de nubes” oculta en la baja atmósfera de Venus

Mientras que Venus tarda 243 días en dar una sola vuelta sobre sí mismo, su atmósfera lo hace 60 veces más rápido. Este fenómeno conocido como superrotación atmosférica, parece ser frecuente en mundos que giran muy lentamente, pero se desconoce a qué es debido.

Detalle de la muralla de nubes captada por la sonda Akatsuki. Créditos:  Javier Peralta/JAXA-Planet C team

A partir de los datos recogidos por la sonda espacial japonesa Akatsuki, en órbita de Venus desde diciembre de 2015, un grupo de investigadores dirigidos por Javier Peralta, investigador de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) ha realizado un estudio sobre la atmósfera del planeta y publicado en la revista Geophysical Research Letters. En el estudio describen una distorsión atmosférica o “muralla de nubes” de hasta 7.500 kilómetros de largo que gira alrededor del planeta a una velocidad de 328 kilómetros por hora.

Venus en rotación captado por la cámara infrarroja IR2 de la sonda Akatsuki de la JAXA. Créditos: Javier Peralta/JAXA

Esta inmensa ola o muralla de nubes en las profundidades de la densa atmósfera del planeta vecino, ha pasado inadvertida hasta ahora, se cree que lleva activa cerca de 30 años. Barre la totalidad del planeta en apenas 5 días y modifica las propiedades de las nubes a su paso a una altura entre los 47,5 y 56,5 kilómetros en latitudes bajas barriendo el ecuador del planeta dejando enormes formaciones o estructuras en forma de raya en ambos hemisferios.

Venus en rotación captado por la cámara infrarroja IR2 de la sonda Akatsuki de la JAXA. Créditos: Javier Peralta/JAXA

Los investigadores sostienen que se trata de una onda Kelvin que circula en una sola dirección (de este a oeste) y un buen candidato para transportar energía. Creen que podría ser la responsable de la transmisión de energía hasta alturas superiores cercanas a los 80 km donde las velocidades son mayores. Se han encontrado diferentes ondas atmosféricas en Venus, pero esta es la primera que se descubre a baja altitud.

Para conocer más estas enigmáticas formaciones nubosas a escala planetaria se están llevando a cabo observaciones combinadas entre el Telescopio Infrarrojo de la Nasa en Hawai (IRFT), el Telescopio Nórdico Óptico (NOT) situado en en el Observatorio de Roque de los Muchachos en la isla de La Palma en las Canarias y la sonda espacial japonesa Akatsuki, actualmente orbitando el planeta Venus.

Quizás muy pronto sepamos algo más sobre estas misteriosas formaciones nubosas de nuestro planeta vecino, que tras su manto de nubes global, nos sigue escondiendo muchas sorpresas.

La Crew Dragon de SpaceX regresa con éxito

Los astronautas de la primera misión tripulada estadounidense en el espacio en casi diez años ya están de vuelta. Ayer 2 de agosto, la cápsula Endeavour amerizó con éxito frente en el golfo de México a 60 km de Pensacola, Florida, dando por exitosa y finalizada la misión DM2 (Demo 2). La tripulación compuesta por los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley ha permanecido 64 días en el espacio y realizado 1024 órbitas a la Tierra.

Splashdown! Primer amerizaje de una cápsula tripulada nortemericana desde la misión Apolo-Soyuz en el año 1975. Créditos: NASA/SpaceX

Tras el lanzamiento el pasado 30 de mayo, la nave de SpaceX se acopló con la Estación Espacial Internacional. Durante el transcurso de la misión Bob Behnken ha realizado tres paseos espaciales (EVA) junto con el cosmonauta ruso Chris Cassidy para instalar unas baterías en el exterior de la estación y realizar labores de mantenimiento. Chris Cassidy permanece en órbita juntos con sus otros dos compañeros de la Expedición 63, Anatoli Ivanishin e Iván Vágner.

La Crew Dragon acoplada a la ISS. (Créditos: NASA)

Una vez finalizada esta primera misión de la nueva nave espacial tripulada Crew Dragon, la NASA realizará una verificación y análisis para certificarla para futuros vuelos. No olvidemos que SpaceX espera poder reutilizar cada nave Crew Dragon hasta 10 veces ya sea en vuelos tripulados o de carga.

La primera misión totalmente operacional de la nueva nave tripulada, la Crew 1 formada por los astronautas Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker y Soichi Noguchi (JAXA), será lanzada el próximo 27 de septiembre y permanecerá acoplada a la ISS durante seis meses, tal como hacen las Soyuz rusas.

La cápsula Crew Dragon en el golfo de México tras el amerizaje. Créditos: NASA

Ahora sí, Estados Unidos puede presumir de tener una nave espacial tripulada propia plenamente operativa para acceder al espacio. Diez años han pasado desde la retirada del transbordador espacial, demasiado tiempo en el que la NASA ha dependido de las Soyuz rusas para acceder al espacio.